Importancia de fomentar los microorganismos del suelo

Por Belén Hernández Montes

El suelo es un entorno muy complejo, dinámico y en constante cambio, principalmente porque se mantiene un sinfín de pequeños organismos que facilitan todos los procesos que se llevan en el medio donde se cuenta los campos de interés y que una simple vista no vemos pero que Son importantes para el desarrollo y el crecimiento normal de las plantas.

La microbiología del suelo puede definirse como el estudio de los organismos que habitan en el suelo, su actividad metabólica, sus diversas funciones en el flujo de energía, así como en el ciclo nutricional. Tener conocimiento de la microbiología del suelo ayuda de un sentido de la manera más concreta cómo está compuesta de la fuente y la fauna del suelo, el tipo de las especies benéficas se encuentran en el mismo y con el fin de mejorar o corregir en el suelo en beneficio del cultivo. Los componentes básicos del suelo son aire, agua, minerales y materia orgánica y la relación entre ellos favorece el desarrollo y el crecimiento de los microorganismos que viven en él.

De forma natural, algunas especies de plantas como las leguminosas pueden interactuar con los microorganismos del suelo para verso beneficiados mutuamente pero no solo eso, es tan grande como la relación simbiótica que han sido capaces de diferenciar a los organismos patógenos de los simbiontes. Tener conocimiento de cómo funciona esta destreza por parte de las plantas ayudaría a incrementar los rendimientos en los cultivos de frijol, alfalfa, soya entre otros.

La población de microorganismos del suelo puede clasificarse en tres grandes grupos, que a su vez albergan a una subclasificación.

  • Microorganismos autóctonos o nativos: son característicos de cada suelo particular y siempre están presentes.
  • Microorganismos zimógenos: por ejemplo: la adición de materia orgánica, fertilización y aireación.
  • Microorganismos transitorios: aquellos que son introducidos de manera intencional como los abonos bacterianos o no intencional como los patógenos causantes de enfermedades en las plantas.

Los microorganismos contienen un 70% y un 85% de agua, la materia seca se mantiene un 50% de proteínas, 10-20% de celular, 10% de lípidos, 10-20% de ARN y de 3-4% de ADN . Al igual que las plantas y los animales, los microorganismos.

1) Ambiente favorable que tenga un pH adecuado, temperatura estable y condiciones redox propicias (reacciones químicas),

2) agua,

3) nutrientes minerales,

4) fuentes de energía,

5) fuentes de carbono y

6) factores de crecimiento.

 

NUTRICIÓN MINERAL DE LA FAUNA EDÁFICA

La composición elemental de la materia seca microbiana posee las siguientes características: 50% de carbono (C), 20% de oxígeno (O), 14% de nitrógeno (N), 8% de hidrogeno (H), 3% de fósforo ( P), 1% de azufre (S), 1% de potasio (K), 0.5% de calcio (Ca); 0,5% de magnesio y 0,2% de fierro (Fe). Sin embargo, al mismo tiempo, no se ha modificado. Una diferencia en el resto de los elementos de la lista, que en el resto de los elementos de la lista, en el resto de los elementos de la lista. Desarrollo y la convivencia.

Estudiar de manera detallada las necesidades de los microorganismos presentes en el suelo beneficia al productor para comprender mejor las relaciones simbólicas que se presentan con las plantas. A fin de incrementar los beneficios en ambos sentidos. Por ejemplo, el caso de las leguminosas y las bacterias de la familia Rhizobia . El intercambio de carbono que se da en la planta hacia las bacterias permite que se pueda sobrevivir al cambio de esta manera le devuelve nitrógeno. Esto es posible gracias a que las bacterias Rhizobium tienen la capacidad de hacer una fijación biológica del nitrógeno que posibilita la transformación del nitrógeno de la atmósfera en los compuestos asimilables por la planta como el amonio.

Los microorganismos requieren elementos micro que no son otra cosa más que cofactores metálicos en pequeñas cantidades. Un cofactor es un compuesto no proteínico necesario para las enzimas, las coenzimas y otros compuestos bioquímicos. Así es que el hierro es necesario para el transporte de electrones; El manganeso (Mn) es importante en las dismutasas y las fotosíntesis. El zinc (Zn) es necesario en la polimerasa del ADN; el cobre (Cu) se encuentra en gran variedad de reductasas, el cobalto (Co) es esencial para la nitrogenasa, el complejo enzimático que procariotas para el nitrógeno, el molibdeno (Mo) es un elemento vital que los microorganismos son la nitrogenasa y en la reductasa del NO3-;El níquel (Ni) es un cofactor de la ureasa, la enzima que descompone a la urea.

La adición de fertilizantes al suelo no solo se debe utilizar para el aprovechamiento de la planta establecida en él, también los microorganismos que viven en él se benefician de ella, por lo tanto, aunque en un análisis de suelo se demuestre la cantidad de elementos disponibles La fórmula de fertilización disminuyó la cantidad de X o Y el elemento para su asimilación por la planta, no omitiremos la incorporación de ningún elemento, y que con ello facilitamos algunas reacciones que responden al microorganismo. La mayor facilidad de absorción de la planta.

Los microorganismos requieren cofactores metálicos en pequeñas cantidades para sobrevivir y desarrollar actividades benéficas para la producción agrícola

Los micro elementos, los elementos indispensables para llevar a cabo un cabo un cabo funciones relacionadas con las plantas y los microorganismos, aunque son mínimas las cantidades requeridas, todo el sistema podría ser severamente afectado, en la lista anterior, se mencionan elementos que pueden y son adicionados en las fecundaciones comunes. generarlos mediante reacciones.

Por ejemplo, Vanadio (Va) utiliza para reemplazar el molibdeno durante la fijación del nitrógeno, el selenio (Se) y el tungsteno (W) estimulan el crecimiento de algunos microorganismos, los productores de metano y el silicio (Si) es un componente esencial En la pared celular de las algas.

Asimismo, algunos microorganismos requieren factores de crecimiento, que son los compuestos esenciales para el desarrollo microbiano; entre ellos se encuentran las vitaminas (tiamina, biotina, riboflavina, ácido nicotínico, ácido pantoténico y el ácido fólico), los aminoácidos (alanina, ácido aspártico, entre otros) o los nucleótidos (purinas cuentos como la adenina y la guanina o pirimidinas como La timina, citosina y uracil).

 

REACCIONES DE OXIDACIÓN-REDUCCIÓN (REDOX)

Las reacciones redox son esenciales en el metabolismo microbiano; Los compuestos reducidos se oxidan para obtener energía, mientras que los oxidados se usan para aceptar electrones durante el metabolismo y la reducción. Las tres clases fundamentales del metabolismo microbiano son la respiración, la fermentación y el crecimiento fototrófico. La respiración se produce debido a que los microrganismos crean gradientes de protones a través de sus membranas celulares para realizar el trabajo; Este proceso, denominado quimiósmosis, requiere de la presencia de aceptores externos de electrones. La fermentación no es precisa en estos casos. El crecimiento fototrófico utiliza la luz para caracterizar los cultivos que, de otra manera,

 

REQUERIMIENTOS DE OXÍGENO DE LOS MICROORGANISMOS

Observar las necesidades de los microorganismos presentes en el suelo puede tener un efecto muy importante sobre los rendimientos de los cultivos debido a las relaciones simbiontes que se presentan con las plantas. El intercambio de carbono que se da en la planta y las bacterias permite que usted pueda sobrevivir al cambio de esta manera le devuelve nitrógeno. Esto es posible gracias a que las bacterias tienen el poder biológico.

La clasificación de los microorganismos se basa en las necesidades de oxígeno, nos permite determinar el tipo de metabolismo microbiano. Es así que tenemos:

  1. Aerobios obligados: con requerimiento absoluto de oxígeno.
  2. Anaerobios obligados: sin requerimiento de oxígeno, resultando tóxico en estos organismos.
  3. Microaerofilos: requisitos de oxígeno, pero si se encuentra en los resultados muy bajos resultados muy tóxico.
  4. Anaerobios facultativos: el oxígeno es el aceptor de los electrones preferidos, pero pueden existir otras alternativas.

El oxígeno, si bien es necesario para llevar a cabo una mayor parte de las actividades metabólicas, en algunos casos resulta muy tóxico por el hecho de su alto poder oxidativo. Cuando se produce un metabolismo microbiano, resultados inestable y un intento de adquirir una forma más estable, empieza a oxidarse, incluyendo los nucleótidos presentes en el material genético. En el caso de los organismos aerobios, para el oxígeno en sus compuestos, el peróxido y el superóxido no se ven afectados, sino que también se deshacen del oxígeno. la primera es instalarse en las zonas donde la presencia de oxígeno es mínima o donde la actividad microbiana se actualiza de manera rápida y rápida. Este donador se ha interrumpido y no se produce ninguna oxidación.

Conoce más temas de interés
¡Suscríbete a nuestra revista Granos!

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*