Calidad y mejora genética del pimiento

por Sergio Luis Almazán Orozco

 

La producción de pimiento morrón representa una alternativa económica muy atractiva durante el ciclo otoño-invierno en nuestro país debido al alto rendimiento potencial, a la alta calidad de la fruta ya los precios precios que alcanza; sin embargo, la producción debe llevarse a cabo en invernaderos por las restricciones ambientales que limitan el cultivo a cielo abierto en esa época.

 

Los chiles dulces o pimientos morrón, Capsicum annuum es una variante recesiva sin potencia y un cultivo importante a nivel mundial, principalmente para el consumo en fresco. Los rendimientos que se pueden alcanzar en invernaderos con cubierta plástica con tecnología intermedia son 130 t · ha-1; al usar tecnología mediana-alta se alcanzan 180 t · ha-1, y con alta tecnología se lograron hasta 250 t · ha-1. Para obtener buenos resultados en la productividad de esta hortaliza es primordial conocer bien su fenología, la cual comprende el estudio de los fenómenos biológicos vinculados a ciertos ritmos periódicos o fases y la relación con el ambiente donde ocurren.En su ciclo ontogénico, los vegetales experimentan cambios visibles o no, que están en estrecha relación con el genotipo, el ambiente en que se trata y la interacción entre éstos;

Desde un punto de vista climático, estos fenómenos son las bases para la interpretación de los cambios debidos a factores bioclimáticos; agronómicamente, la consecuencia de un microclima específico permite la respuesta que se prevé de la planta; y, económicamente, las etapas fenológicas permiten la ejecución óptima de varias prácticas agrícolas, como la polinización manual, predicción de una probable incidencia de plagas, necesidad de fertilización específica o de aplicación de sustancias hormonales particulares, control de maleza, etc.

Para describir el crecimiento y desarrollo de los cultivos, es necesario determinar las funciones o tasas de diferentes procesos; Estas incluyen la identificación de fases y etapas distintivas del desarrollo, así como la predicción de la duración de ciclos específicos de temperatura. En el caso de Capsicum spp., Sepa solamente cuatro fases fenológicas: emergencia, séptima hoja, floración y madurez; por su parte, el USDA determinó que la duración de las etapas fenológicas se basa en el período que transcurre entre las fases específicas, que depende del origen de las plantas (siembra directa o trasplante);también tres meses grandes: 1) 50% desde el momento de la aclaración hasta el aclareo, 2) 75% del aclarado o trasplante hasta un tiempo prolongado y 3) 100% del sabor del fruto a la cosecha o fin de ésta.

Existe una gran variabilidad de formas y tamaños de chile dulce, incluyendo los tipos cereza, pequeños de 2.5 a 3.5 cm en diámetro, los alargados tipo banana o cubanelle y los de forma cúbica tipo campana o chile morrón

La aparición de la radiación en el evento que evidencia la germinación de la semilla; varios factores como la temperatura, el agua, el oxígeno y la presencia de luz influyen para que una semilla germine o no; el estado de la plántula comprende el período de la emergencia y el alargamiento del hipocótilo hasta la caída de los cotiledones. En el caso del pimiento morrón, el estado de plántula queda delimitado entre los 35 y 40 días después de la siembra, el tiempo requerido para ser trasplantado;sin embargo, el trasplante debe tenerse cuando las plántulas tengan 12 a 15 cm de alto, con un tallo de 5 a 7 mm de grosor y entre cuatro a cinco hojas, lo que entre 18 y 28 días, aunque ese período dependa de la temperatura ambiental y de la conformación que la plántula está presente para ese momento, es decir, de la cantidad de reservas del embrión,

 

Fitomejoramiento del chile pimiento

De las muchas especies de Capsicum, varias veces se encuentran y tienen importancia en el mejoramiento del pimiento, sin embargo, se han empleado en programas de mejoramiento genético. La taxonomía del género ha sido revisada por destacados botánicos pese a lo cual son varias las dificultades que se presentan, los cuentos como la definición y delimitación de las otras especies, el tratamiento de la variación intraespecífica y el nivel del cual las formas cultivadas distinguidas de sus progenitores silvestres.

Dentro del grupo de flor blanca se ubican 4 especies cultivadas, C. baccatum, C. annuum, C. frutescens y C. chinense, y varias especies silvestres. Cruzamientos entre especies del grupo de flor blanca y el flor de morada son muy difíciles. El nexo entre ambos grupos es C. chacoense, de flores blancas, la cual es citada por algunos autores como el origen de las demás especies del género Capsicum. Las especies cultivadas a excepción de C. pubescens tienen una forma silvestre coespecífica. C. annuum tiene su origen en especies silvestres de México, que pertenece a su misma especie (C. Annuum var. Aviculare).Aún hoy se encuentra en México, Guatemala y Nicaragua, donde se conocen por varios nombres, entre otros: “ají”, “chili”, “piquín”, “guajillo”, “pimiento” y “morrón”. C. chinense sería originario de la zona del Amazonas, se conoce como “panka”, “pimiento de cheiro”, “habanero”. C. frutescens está distribuida en las zonas tropicales y subtropicales. C. pubescens es originaria de Los Andes peruano-bolivianos, se encuentra también en Colombia y en las tierras altas de México y América Central; es tolerante a las bajas temperaturas. Recibe el nombre vernáculo de “rocoto” (Perú), “siete caldos” (Guatemala), “panameño” (Costa Rica) y “es originaria de Paraguay y del este de Bolivia, la forma silvestre se denomina C. baccatum var. baccatum. Vulgarmente se conoce como “ulupica” o “escabeche” (Perú), “cuerno de oro” (Costa Rica) y “cumbai” (Paraguay).

El estudio de las características morfológicas y la taxonomía numérica tiene una mejor comprensión de la variedad existente dentro y entre las distintas especies. Por otra parte, los datos de cruzabilidad y esterilidad híbrida han ayudado a confirmar las clasificaciones realizadas. El análisis citogenético de los cromosomas y los estudios con isoenzimas han permitido un mejor conocimiento de las relaciones existentes entre las especies domésticas y las silvestres, así como el curso de la evolución de las primeras. La mayoría de las especies del género tienen un número cromosómico2n = 2x = 24, algunas especies poseídas 2n = 2x = 26 y el tamaño del genoma en pimiento sería de 1390 cM.

 

Características apreciables en pimientos de alta calidad

En el concepto de calidad no solo se contempla la mayor o menor resistencia de una planta a los patógenos, sino también a otros parámetros como la tolerancia o las condiciones adversas de clima y suelo, sabor y aroma del fruto, también su aptitud para facilitar la práctica de la recolección y la del transporte, así como su presencia y puesta a disposición del consumidor.

La calidad es un concepto muy complejo y que depende de muchos factores; aunque de forma sencilla, por la calidad al conjunto de las características de una variedad que hace que sus frutos sean demandados por los consumidores, estando muy relacionados con el clima, el agua y el suelo de una comarca o zona de cultivo. No sólo las empresas que comercializan semillas, sino también los productos agrícolas, han buscado siempre la calidad mediante el cruzamiento de las plantas.

Cada día hay nuevas variedades que van a sustituir a las actuales, aprovechando la diversidad genética que existe. Actualmente la ingeniería genética aplicada a la mejora de las plantas, alterando la secuencia cromosómica con la aportación o inhibiendo la expresión de los genes, están consiguiendo variedades que paulatinamente mejoran la calidad de los frutos y su diversidad de formas, colores, sabores y grosor de la carne.

El color del fruto, por ejemplo, depende de la presencia de los pigmentos caroteno y antocianina. El fruto verde depende de la intensidad de la clorofila y puede ser intenso o amarillento. Por otra parte, el sabor depende de la concentración de capsicina. Los pimientos dulces tienen presencia de este alcaloide. En el color de los frutos, según J. Lostau, 1953, intervienen dos pares de genes alelomorfos: Un par está formado por el gen R dominante que determina el color rojo, y el recesivo R que da lugar al amarillo en ausencia del gen R El otro par de genes lo forman el dominante C, necesario para la producción normal de una enzima que descompone la clorofila en la maduración del fruto, y el recesivo c, que si se encuentra en el estado puro no se produce la citada enzima y, por lo tanto,

 

Parámetros que indican el nivel de calidad del pimiento

  • Color. Es lo que antes se aprecia el fruto y la indicación de su estado de madurez, en los pimientos de sabor dulce, destacan los colores: verde brillante, amarillo y rojo intenso.
  • Tamaño. Actualmente se consideran frutos grandes de la sección cuadrangular.
  • Sabor. Depende de la concentración de azúcares y ácidos y de los niveles de capsicina que en los pimientos dulces apenas tiene presencia.
  • Daños exteriores. Los frutos afectados por insolaciones, necrosis apical, rajado del fruto o el ataque de bacterias y hongos poscosecha influyen también en la calidad del fruto, depreciándolos y, a veces, no aptos para su venta. Dr

 

Conoce más temas de interés
¡Suscríbete a nuestra revista de Riego!

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*