Inicio Noticias Aeroponía e Hidroponía para producir mini tubérculos de papa

Aeroponía e Hidroponía para producir mini tubérculos de papa

por Redacción

Héctor Maurilio León

La producción de minitubérculos haciendo que la raíz de la planta crezca suspendida en el aire dentro de cajones cerrados se conoce como aeroponía. En este sistama las plantas de papa son alimentadas mediante una solución nutritiva que es nebulizada y recirculada. La aeroponía es un sistema sencillo, sin embargo es necesario que los niveles de nutrientes, luz y CO2, sean proporcionados en las cantidades adecuadas para maximizar rendimiento y calidad de la cosecha de papa, Solanum tuberosum L.

Por otra parte, las técnicas de producción en hidroponía se clasifican en función del medio de crecimiento en que se desarrolla el sistema radical de las plantas. Las técnicas hidropónicas se pueden clasificar en técnicas en medio líquido no agregado, dentro de éstas se ubican a las técnicas en película nutritiva, hidroponía en flotación y la aeroponía; en el grupo agregado se encuentran los cultivos en arena, grava –rocas porosas de origen volcánico como tezontle, perlita y zeolita–, otros sustratos como la lana de roca, aserrín, turba y espumas sintéticas como el poliestireno.

Producir cosechas en sistemas de agricultura de ambiente controlado consiste en modificar el ambiente natural para obtener el óptimo desarrollo de la planta. La mayoría de los sistemas hidropónicos se encuentran en invernadero, con el fin de controlar la temperatura, reducir la pérdida de agua por evaporación, controlar las infestaciones de plagas y enfermedades y proteger a los cultivos de elementos del ambiente, como el viento y la lluvia. El aspecto más importante de la hidroponía es la solución nutritiva pues de ella depende la nutrición de las plantas y, por ende, la calidad y cantidad de la producción. En este medio se utiliza un medio de sustento físico a nivel de la raíz, solo se requiere mantener las plantas en postura vertical. Mediante un soporte que las sostiene a nivel del cuello. En todo caso, las raíces quedan en el aire y la solución nutritiva se aplica mediante pulverizaciones muy finas y frecuentes. Con este método se obtiene una aireación optima del sistema radicular; sin embargo, es más dificultoso regular la temperatura y la humedad a dicho nivel

La producción de mini tubérculos de papa en un sistema aeropónico es innovador y el objetivo es abastecer el demandante mercado de semilla prebásica de papa para el inicio de una producción de semilla cuyo destino final puede ser para la industria o el mercado nacional de papa de consumo.

Debido a la acumulación de problemas fitosanitarios, así como por la adaptación a cambios de tipo climático, la producción de este cultivo se ha complicado para los productores, quienes tratan de contrarrestarlos mediante la aplicación excesiva de pesticidas y una mayor dosis de fertilización, afectando consecuentemente el ambiente y en la rentabilidad. Con el objetivo de disminuir los problemas fitosanitarios, es importante iniciar el ciclo de producción con tubérculos “semilla” de alta calidad. A estos tubérculos utilizados como semilla se les conoce como “mini tubérculos”, y su calidad se define por el hecho de estar libre de plagas y patógenos, el contar con un buen estado fisiológico en cuanto a madurez y reservas para brotar, así como el estar libres de residuos de piedras o suelo y no tener daños mecánicos, además de su uniformidad en peso y tamaño.

Obtención de mini tubérculos sanos y de tamaño adecuado

El sistema de cultivo aeropónico para la producción de la primera generación de papa de siembra se desarrolla en invernaderos y consiste, básicamente, en mantener las raíces de la planta al aire y en condiciones de total oscuridad. Para que la planta y tubérculos puedan desarrollarse, se aplican nutrientes en las raíces mediante un sistema de nebulización, que pulveriza de forma periódica agua enriquecida con nutrientes. El hecho de que los tubérculos se desarrollen al aire, permite una gran aireación de las raíces, y que no estén afectados por los patógenos existentes en la tierra, por lo que se aumenta considerablemente la producción por planta. Este incremento abarata sustancialmente el precio del tubérculo.

La solución nutriente es el parámetro más importante por lo que son poco menos que imprescindibles un medidor de pH y conductividad eléctrica. La mejor opción siempre será un medidor continuo con las sondas dentro del depósito de la solución nutriente, conocer al instante estos dos valores puede salvar de muchos problemas. Si se usa un medidor portátil, conviene hacer mediciones continuamente, especialmente cuando uno se mete de lleno en la aeroponía, los primeros pasos suelen ser algo complicados.

Básicamente no se diferencia mucho de cualquier sistema hidropónico. Cuenta con un contenedor, depósito o cubo, opaco y rígido, que sirve de estructura para el soporte de la planta mediante una serie de perforaciones en su parte superior y en donde se colocan las pequeñas canastillas o macetas. En su interior se encontrará la solución nutriente y el sistema de riego, compuesto por el sistema de aspersión, que son una serie de aspersores, rociadores, nebulizadores o cualquier otro dispositivo capaz de crear una niebla o fina lluvia que entregará los nutrientes a la raíz de las planta, y una bomba de agua se encargará de suministrar un flujo de solución nutriente constante

Los mini tubérculos de papa de manera convencional se producen a campo abierto, sin embargo, la producción en invernadero es una opción viable ya que permite la obtención de mini tubérculos sanos y de tamaño adecuado, de 1 a 2 cm de diámetro, lo que garantiza que sus reservas sean suficientes para asegurar la emergencia y establecimiento del cultivo una vez plantados en campo abierto.

La aeroponía es un sistema de producción de plantas en un medio con aire humedecido mediante nebulización, sin el uso de suelo ni otro tipo de sustrato. La aeroponía tiene algunas ventajas, entre las que se han enumerado la recirculación de la solución nutritiva y el hecho de que se puede adaptar para sistemas de cultivo vertical, además de que brinda la posibilidad de múltiples cosechas en el caso de cultivos perenes, y en caso de que se presenten problemas fitosanitarios, es posible remover las plantas afectadas rápidamente. Estas ventajas permiten obtener altas tasas de multiplicación y producción de mini tubérculos por unidad de superficie, una mayor eficiencia en el uso del agua y de otros productos químicos, y una mayor calidad fitosanitaria.

Relacionados

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia, ¿estás de acuerdo en seguir haciendo uso de nuestra plataforma? Aceptar Leer Más

UA-134859978-1