Inicio Revista deRiego Ataque de la palomilla dorso de diamante, defoliador voraz

Ataque de la palomilla dorso de diamante, defoliador voraz

por Redacción

Plutella xylostella es una de las plagas más importante a nivel mundial al atacar plantas cultivadas y silvestres de la familia crucífera, así como también varias plantas ornamentales. El brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, la coliflor así como el brócoli chino, col china, col blanca con flores, coles de mostaza, el berro y algunas malezas hospederas, son las especies con mayor susceptibilidad a ser atacados y de hecho, cultivos como la mostaza y el rábano, son importantes huéspedes para la especie.

El manejo de la palomilla dorso de diamante es sumamente complejo, particularmente porque desarrolla resistencia rápidamente a los productos químicos comúnmente utilizados. Se trata de un insecto el cual se desarrolla en cuatro etapas con una duración total de 15 a 40 días, según las condiciones climáticas de la región. Los huevos, larvas y pupas, crecen y prosperan en la planta huésped. Los adultos ocurren en el huésped o en otras plantas adyacentes a los cultivos. En su primer estadio de larva, ésta se alimenta del tejido esponjoso de la planta que se encuentra en la superficie del envés de la hoja y en las que forma minas superficiales, que tienden a parecer como numerosas manchas blancas. Pero es en la última etapa de larva cuando ocasiona los mayores daños al follaje, ya que es en esta etapa que causa las lesiones más fuertes en comparación a los tres primeros estadios larvales. El tiempo que dura esta fase es de 15 días. Las hembras adultas llegan a poner un promedio de 160 huevos, aunque también podrían poner hasta 360 huevos. La duración del estado de huevo es de 3.2 días a 20° C.  La pupa en la hoja está cubierta con un hilado de seda que se adhiere al envés de la hoja y tallos. El tiempo que dura este estado es de 15 días. Los adultos tienen un comportamiento nocturno, ya que los adultos en el día descansan en el envés de las hojas y en las noches salen a buscar pareja para la cópula. El manejo de la Plutella es sumamente difícil, y se han dedicado conferencias y congresos enteros para establecer estrategias de manejo. Y a base de varios estudios se han identificado diferentes métodos que sirven para el manejo de esta plaga. Entre los más utilizados son el uso de insecticidas químicos, los cuales debido a su uso continuo están comenzando a tener resistencia por parte de la P. xylostella, como es el caso de ciertos piretroides y carbamatos. También existen ciertas prácticas culturales que se pueden utilizar, como el de ubicar los semilleros lejos de posibles fuentes de contaminación o áreas de producción, o cobertores que físicamente excluyen a la plaga del cultivo. Se ha evaluado la utilización de control biológico, a través de productos comerciales considerados biológicos. Entre los principales está el parasitoide Diadegma insulare, (Hymenóptera: ichneumonidae), la cual parasita con sus huevos a las larvas de P. xylostella y cuando eclosionan los juveniles de D. insularis matan a su hospedero (P. xylostella). Cotesia Plutellae, (Hymenoptera: Braconidae), ataca también a la larva.

Son varias las especies de lepidópteros cuyas larvas causan daños considerables al cultivo del brócoli

Asimismo, Plutella xylostella ha sido reportada como una plaga resistente a diversos tipos de insecticidas convencionales de los grupos toxicológicos organofosforados, carbamatos y piretroides. Además, ha sido una de las primeras especies agrícola reportada como resistente a la toxina del Bacillus thuringiensis var. Kurstaki, lo que la hace una especie excepcional en su género.

El brócoli (Brassica oleracea L. var. Itálica Plenck), es una planta que pertenece a la familia de las crucíferas, cuya parte comestible es la inflorescencia, es importante por una serie de razones, entre las que se puede mencionar su alto valor nutritivo, corto periodo vegetativo, su productividad por unidad de superficie y, por su valor económico ya que constituye fuente de riqueza natural renovable que genera ingresos económicos como en el caso de espárrago, alcachofa, entre otros, considerados cultivos de exportación. Con respecto al valor nutritivo, las hortalizas en general destacan por su alto contenido en vitaminas, minerales y fibra, el brócoli en particular contiene vitamina A (3,530.03 mg.), calcio (93.03 mg.), fósforo (85 mg) y fibra (1.6 g.); la fibra ayuda a mejorar la digestión.

Del brócoli se extrae el sulforafano que es un isotiocianato que se encuentra en los brotes de brócoli y en otras hortalizas crucíferas. Los estudios celulares y animales han demostrado que neutraliza los carcinógenos activando las enzimas de desintoxicación de fase II, refuerza el estatus antioxidativo, protege a los animales de procesos neoplásicos inducidos químicamente y tiene un efecto inhibidor sobre Helicobacter pylori.

Entre otros aspectos, para desarrollar un cultivo, es importante tener condiciones adecuadas de clima y suelo así como, disponer de tecnologías básicas de manejo, que estén al alcance de los productores, dentro de estas encontramos el uso de productos denominados bioestimulantes, que en su composición contienen aminoácidos activos, macro y micro elementos que actúan como un suplemento nutricional y activador de los procesos fisiológicos de la planta, logrando la máxima expresión del potencial genético reproductivo. Poseen además protohormonas orgánicas de giberelinas, auxinas y citoquininas. Actúan recuperando los niveles hormonales de la planta, que son los que comandan la actividad fisiológica, para optimizar los procesos de floración, cuajado, desarrollo y maduración de frutos, logrando finalmente incrementos significativos en la productividad.

Fases del desarrollo del brócoli

En el desarrollo del cultivo de brócoli se pueden considerar las siguientes fases: – De crecimiento, de inducción floral, de formación de inflorescencias, de floración y fructificación. En la fase de crecimiento la planta desarrolla solamente hojas. En la fase de inducción floral la planta después de haber pasado un número determinado de días con temperaturas bajas inicia la formación de la flor, al mismo tiempo que está ocurriendo esto, la planta sigue brotando hojas de tamaño más pequeño que la fase de crecimiento.

En la fase de formación-de pella, en la yema terminal desarrolla una pella y, al mismo tiempo, en las yemas axilares de las hojas está ocurriendo la fase de inducción floral con la formación de nuevas pellas, que serán bastante más pequeñas que la pella principal En la fase de floración, los tallos que sustentan las partes de la pella inician un crecimiento en longitud, con aperturas de las flores. La fructificación comprende la formación de los frutos (silicuas) y semillas.

El brócoli como una planta erecta, tiene de 60 a 90 cm. De altura y termina en una masa de yemas funcionales. Los tallos florales salen de las axilas foliares una vez que la cabeza principal ha sido removida. La parte comestible es una masa densa de yemas florales de color verde, que puede alcanzar un diámetro hasta de 35 cm; sin embargo, las cabezas de los rebrotes solamente alcanzan 10 cm. Las flores son de color amarillo y tienen cuatro pétalos en forma de cruz, de donde proviene. el nombre de la familia a la que pertenece. El fruto es una silicua (pequeña vaina) de color oscuro cenizo que mide en promedio de 3 a 4 cm y que contiene las semillas (de 6 a 8 por silicua); las semillas tienen forma de munición y miden de 2 a 3 mm de diámetro.

Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia, ¿estás de acuerdo en seguir haciendo uso de nuestra plataforma? Aceptar Leer Más

UA-134859978-1