Producción cuidadosa de tulipanes, crocus, lirios y narcisos

Otilio Sánchez Arizmendi

Las bulbosas producen órganos subterráneos y acumulan sustancias de reserva; pueden cultivarse al aire libre o en cultivo bajo invernadero

La elegancia, sus colores llamativos y las delicadas formas de sus pétalos así como la versatilidad de usos de sus flores –producción de flores de corte y plantas en maceta–, hace que las plantas bulbosas sean perfectas como plantas decorativas para jardín y paisajismo. Estas plantas cuentan con una variedad enorme de especies entre las que se pueden elegir las predilectas, así como acordes a la estructura y ornamentación del jardín. Las más famosos son los tulipanes pero también hay otras muy conocidas como los gladiolos, azucenas, lirios, etc. Las plantas geófitas o bulbosas son aquellas que poseen estructuras vegetativas subterráneas especializadas que les permiten sobrevivir en épocas adversas. Estas plantas pertenecen a las más diversas familias dentro de las monocotiledóneas y dicotiledóneas. En la floricultura comercial, las plantas bulbosas ocupan un lugar importante y Lilium se ubica en segundo lugar.

Si deseas saber más sobre este tema y otros artículos ¡suscríbete a nuestra revista Ornamentales!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*