Especial de Semillas – El proceso fisiológico de la germinación

por Horacio Santana Salazar

Los procesos fisiológicos de crecimiento exigen actividades metabólicas aceleradas y la fase inicial de la germinación consiste en la activación de los procesos por aumentos en la humedad y actividad respiratoria de la semilla.

La absorción de agua por la semilla desencadena una secuencia de cambios metabólicos que incluye la respiración, síntesis proteica y movilización de reservas. A su vez, la división y el alargamiento celular en el embrión provocan la rotura de las cubiertas seminales, que generalmente se produce por la emergencia de la radícula. La fase germinación consiste en tres etapas sucesivas que se superponen parcialmente: Absorción de agua por imbibición, causando su hinchamiento y ruptura final de la testa; Inicio de la actividad enzimática y del metabolismo respiratorio, translocación y asimilación de las reservas alimentarias en las regiones en crecimiento del embrión, crecimiento y división celular que provocan la emergencia de la radícula, y posteriormente de la plúmula. En la mayoría de las semillas, el agua penetra inicialmente por el micrópilo y la primera manifestación de la germinación.

Si deseas saber más sobre este tema ¡Suscríbete a nuestra revista deRiego!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*